ENTRENAMIENTO DE FUERZA, ESTOICISMO Y UNA CALABAZA